Reseña de:

Fate/Zero

doctf
Retrospectiva: Fate/Zero se ha desperdiciado a sí misma
por DoctF
  • Historia: 4
  • Animación: 8
  • Sonido: 8
  • Personajes: 6
  • Disfrute: 5
  • General: 6

Fate/Zero nos muestra a modo de fantástico enfrentamiento tipo Battle Royale de Pokemon Sol qué pasaría si lleváramos una partida de Age of Empires demasiado lejos. 

Iniciemos con la obligatoria recopilación de datos aburridos. Fate/Zero es una novela ligera de la autoría de Gen Urobuchi, reconocido guionista y escritor cuyos trabajos más destacados serían Madoka Magica y la misma Fate/Zero; está además cuenta con la ilustración de Takashi Takeuchi y fue serializada por la editorial Kadokawa Shoten. Esta novela cuenta con una adaptación animada llevada a cabo por la casa productora Ufotable. 

Hablemos un poco de la historia, Fate/Zero nos narra la Cuarta Guerra del Grial, un conflicto de proporciones bastante limitadas entre 7 magos y 7 espíritus heróicos que vendrían a ser héroes de la historia de la humanidad. Visto de lejos el título promete, un pokemon en el cual en vez de Bulbasaur puedes escoger al Rey Arturo, el problema radica en el cómo lleva la historia. Si bien la serie en todo momento quiere recalcarte que esto es una cruenta guerra sin parangón el ritmo lento de la primera temporada hace que al menos los primeros 10 episodios sean verdaderamente insufribles. Eso por no hablar de la tensión falsa que tanto disfruta de usar Urobuchi, ejemplificando la serie tiene momentos dónde hay un conflicto entre 5 héroes al mismo tiempo y tu estas ahí esperando que se maten, pero no, algo externo los detiene de la nada y seguimos así por otros 4 capítulos. 

La cantidad de exposición de la serie es insultante, diálogo sin relevancia tras diálogo sin relevancia tras diálogo sin relevancia es un clásico de esta historia. Puedo decir que lamentablemente y sea esto contado con los dedos de la mano, de todos los diálogo en los que no aparezca un específico personaje (Rider) habrá solamente 5 importantes o remarcables. 

Si el avance de la serie ya se ve obstruido por la cantidad ingente de exposición innecesaria, el cliff hanger de batalla que nunca ocurrirá o las escenas del Rey Arturo siendo acosado sexualmente por Gilles de Rais; imagínate tu, apreciado lector, como se verá una serie de 24 capítulos a la que le metemos 2 episodios de puro relleno sin más. Sean estos: el episodio de una niña castrosa que debería de estar claramente muerta o el típico flashback del protagonista que está ahí sólo para justificar que el no es malo y que esta serie no es para nada maniqueista (cosa que de hecho es falsa, pues hay un obvio villano). 

Cambiando de tema hablemos de personajes, importan 6: el bueno tontorrón, el malo buenoso, el malo maloso, Alejandro Magno, Arturo y el Diabolus ex-Machina con patas. Estos son los únicos 6 personajes en toda la serie que o bien son desarrollados o al menos tienen una personalidad más desarrollada que un pokemon salvaje cuya única misión en la vida es obstruirse en medio del camino. 

Rider y Waver Velvet, la mejor dupla de personajes de la franquicia de Fate por lejos, siendo Rider un gigante osado y varonil que muestra a Waver el camino de la madurez y la hombría (Aunque históricamente sólo los separan 10 años de edad) y Waver un niñato llorón e inmaduro que luego de conocer al héroe entre los héroes se dispone a cambiar su manera de vivir. 

Kiritsugu es un arquetipo de antihéroe, ni bueno ni malo ni mucho menos desarrollado o explorado. Saber es otro arquetipo solo que ahora uno de héroe trágico del bien, que quiere salvar a todos sus conocidos aún si eso implica eliminarse a sí misma. 

Kirei, es el arquetipo de sacerdote malvado. No, de verdad no hay más. Su personaje es remotamente explorado, dando a entender que fue Gilgamesh aquel que lo corrompió, pero nunca llegando a concretarse. De hecho, esto, es una pena, siendo que este es uno de los mejores personajes de la serie en cuanto a potencial de desarrollo. Gilgamesh en cambio, básicamente es el diablo. Engreído egocéntrico, vanidoso, invencible, 'carismático' y caprichoso; a las llanas, así podemos definir al rubio. 

Por otro lado, la animación de la serie es simplemente impactante en todo sentido, contando una cantidad ingente de frames por minuto y una calidad de detalle excepcional, usando una combinación de CGI que no es invasivo y 2D original logra trasmitir un sentimiento de movimiento bastante agradable y como punto final un uso de efectos de luz sencillamente deslumbrantes. Sí, deslumbrantes, he allí el problema. La cantidad de efectos que usan es intrusiva, se ven luces de láser por aquí y allá a cada batalla, efectos apantallantes cuya única función es distraer al espectador de la coreografía de batalla que se está llevando a cabo, la cual, cabe resaltar, no es precisamente el punto fuerte de esta serie debido a lo irreal que se presenta de vez en vez. 

Entonces, ¿la animación es buena? Indudablemente, sí. Pero, ¿es honesto el distraer al espectador de aquello que quieres vender sólo poniendo brillitos? Indudablemente, no. 

La banda sonora de Fate/Zero es preciosa, un uso del ritmo y la tonada combinando notas graves cuando se busca transmitir pesadez y agudas cuando quiere emularse peligro le dan a esta banda sonora un justo reconocimiento. Esto claro sin dejar en claro el como la misma acompaña realmente bien a la serie representando a la perfección aquello que busca solamente mientras juega con un par de tonadas distintas. Los openings y endings también son remarcables, la mezcla correcta entre la lírica y la melodia de los mismos dan al espectador una probada de primera mano de aquello a lo que se está exponiendo, solamente puedo decir que estos son un verdadero deleite de escuchar de vez en vez. 

En conclusión 

Fate/Zero es una oda al potencial desperdiciado, pues cuenta con una historia intrigante la cual no explora, unos personajes que daban para más pero quedan en el olvido, una animación excelente que falla donde no debería de fallar y un seguimiento de la historia infumable debido a las cantidades inhumanas de exposición que constantemente nos tenemos que tragar. Como punto a destacar tengo que hacer mención de una animación, que si bien es deshonesta y distrae del foco de atención al espectador, bastante buena y digna de mencionar. Una banda sonora increíble, con melodías muy memorables y uno de los mejores trabajos de tanto Eir Aoi, LiSA y el grupo Kalafina. Y como último punto a destacar el mejor dúo de personajes que está franquicia ha visto o verá. 

Por lo tanto no me queda nada más que decir que Fate/Zero es el equivalente oriental a una película palomitera con aires de intelectualidad, basándose en potencial desperdiciado y personajes principales carismático. Una digna vista si buscas mero entretenimiento, pero una cruda decepción si aspiras a algo más. 

6 de 11 personas encontraron esta reseña útil.
Comentarios

Respecto tu opinión pero no puedo estar mas en desacuerdo y expondría mi puntos de porque no es como tu dices pero Fate/Zero me la vi hace como 4 años y no recuerdo muchos elementos de la historia pero gracias a esto tengo pensado volver la a ver para hacerle una reseña totalmente diferente a esta no quiero que esta gran serie solo tenga esta reseña

DoctF @Rickyoshimi el punto es que: no es una opinión.
DoctF @Rickyoshimi el literalmente primer capítulo son 40 minutos de exposición, Lancer Caster Assassin Berserker y sus respectivos masters no se diferencian más allá de un atributo, la animación es engañosa debido al uso de efectos, la tensión de un enfrentamiento que nunca llega se vive desde el tercer episodio hasta el décimo de la primera temporada y la historia de por sí no es muy buena. Puedes hacer una reseña si gustas, no me afecta en lo absoluto, sólo ten en cuenta que por muy bonita e intelectual que se vea la serie por fuera, está vacía por dentro.